La incertidumbre rodea la posibilidad de juicio político a Biden

En medio de nuevas alegaciones que sugieren la participación del Presidente Biden en las operaciones comerciales de su hijo Hunter, los republicanos de la Cámara de Representantes han propuesto iniciar una investigación de juicio político.

La cuestión principal es si los legisladores del Congreso pueden iniciar el uso de esa herramienta constitucional por supuesta traición, soborno o delitos graves y delitos menores que ocurrieron antes de asumir el cargo de presidente. Según Alan Dershowitz, profesor emérito de derecho de Harvard, “la respuesta es clara. Nadie lo sabe.”

Mientras que el Artículo II, Sección 4, de la Constitución de los Estados Unidos establece que los funcionarios del gobierno serán destituidos del cargo por juicio político y condena por traición, soborno u otros delitos graves y delitos menores, no especifica si las acciones supuestamente ilegales deben haber tenido lugar durante el tiempo que el funcionario ocupa el cargo.

Andy McCarthy, colaborador de Fox News, argumenta que “el juicio político es un proceso político, no legal”, y cita al ex líder de la minoría de la Cámara, Gerald Ford, quien en 1970 afirmó: “Un delito que merece juicio político es lo que una mayoría de la Cámara de Representantes considere que es en un momento dado en la historia.”

El presidente Biden ha estado en el centro de la investigación en las últimas semanas debido a la liberación de un documento desclasificado del FBI que contiene alegaciones de que él y su hijo Hunter “coaccionaron” al CEO de Burisma Holdings para que les pagara millones de dólares a cambio de su ayuda para despedir al fiscal ucraniano que investigaba a la compañía.

Desde entonces, los líderes republicanos han sugerido la posibilidad de una investigación de juicio político, afirmando que el pueblo estadounidense “tiene derecho a saber” si las acusaciones de un esquema de soborno criminal son ciertas y si Biden estuvo involucrado en los tratos comerciales de su hijo.

Compartir